EL COHETE: QUE NO LO TIRE AGUIRRE

Fdo. José Javier Echeverría Barbarin

Como este año le toca a un Concejal del Grupo Municipal de Aralar tirar el cohete, se buscan alternativas socialmente aceptables. Y parece que ya la han encontrado: Javier Aguirre, entrenador de Osasuna en las últimas temporadas. Poniendo en marcha la maquinaría mediática para dar la impresión de que son los vecinos de Pamplona quienes han tenido tan brillante idea.

Partiendo de la base de que si lo he tirado yo, José Javier Echeverría, lo puede tirar cualquiera, me van a permitir, queridos lectores, que ponga alguna objeción a que sea el Sr. Aguirre quien dé inicio a los sanfermines 2006.

En primer lugar, no me parece justo cambiar el criterio de alternar el lanzador del chupinazo entre los grupos municipales, de mayor a menor, sólo cuando al que le corresponde éste año no es del agrado del poder establecido, manteniéndose en el resto de supuestos. Si Alcaldía, a quien corresponde por Ley tal competencia, decide aplicar un criterio diferente (que lo tire siempre el Alcalde; o que lo lance todos los años el concejal de cultura o festejos; o que recaiga ese honor en una persona de la calle a quien se pretenda homenajear, todos ellos igual de validos), que lo ponga en práctica desde el primer año de su mandato, no cambiándolo cada año a su antojo, ejerciendo su legal competencia de forma arbitraria y caciquil.

Una vez dicho esto, si ya tienen previsto no permitir al Grupo municipal de Aralar el lanzamiento del txupinazo, y lo que están buscando es una persona para que lo tire, quiero manifestar que Aguirre no me parece la mejor alternativa. Varias son las razones para oponerme a que el anterior entrenador de Osasuna tire el cohete:

PRIMERA: Porque no me gusta ni como entrenador ni como persona. Ya se que este argumento no es suficientemente valido para el resto, pero lo enumero en primer lugar porque estoy seguro que ha influido en el resto de argumentos que continúo enumerando.

SEGUNDA: Porque si con la decisión de que sea Aguirre el que inicie los sanfermines se pretende felicitar a Osasuna por su trayectoria en los últimos años, tal honor debería corresponder al Sr. Izco. Y lo digo a pesar de su capacidad para faltar a la verdad cuando debe responder a las críticas contra algún aspecto de su gestión al frente de Osasuna.

TERCERA: Porque si el argumento es premiar el éxito deportivo de esta última temporada, esto es jugar la champions el próximo año, como en su momento se hizo tras el ascenso a Primera División, la persona elegida debiera ser Cesar Cruchaga, Capitán de Osasuna. Tal como se hizo cuando se decidió unilateralmente que fuera Palacios, evitando en su momento que lo tirará Javier Miranda, verdadero artífice del ascenso.

CUARTA: Porque, y ésta es la razón más importante, la trayectoria de Aguirre como entrenador de Osasuna ha sido oportunista, egocéntrica y transitoria:

a) OPORTUNISTA, porque ha utilizado su pasado como jugador rojillo y su amistad con miembros del equipo técnico-deportivo, no con el objetivo de entrenar a Osasuna, sino para meter su patita en la Liga de las Estrellas. Utilizando el trampolín de nuestro querido equipo para pasar, lo antes posible, a un equipo de más “categoría”.

b) EGOCENTRICA, porque la mayoría de sus decisiones deportivas han venido determinadas por la obtención de un mayor prestigio personal como entrenador, aún a costa de poner en peligro los intereses de Osasuna, tanto como equipo como institución. Así, durante estos cuatro años, además de los éxitos deportivos, también se han producido por su parte conductas menos plausibles: La utilización de la cantera de Osasuna ha venido obligada por las circunstancias, malogrando a jóvenes jugadores o retrasando injustificadamente el salto de los más prometedores. Ha recurrido a jugadores cedidos, en detrimento del rendimiento deportivo del equipo, bajo la sospecha generalizada de la existencia de razones extradeportivas, sospecha acrecentada por la coincidencia de que estos jugadores pertenecen al equipo al que el Sr. Aguirre va entrenar la próxima temporada. En cuanto a las famosa rotaciones, éstas no eran sino una egoísta priorización de partidos, dando descanso a algunos jugadores indiscutibles en fechas previas a encuentros de mayor repercusión mediática, bien porque se jugaba contra uno de los Grandes o bien porque el partido iba a ser televisado para toda España.

c) TRANSITORIA, porque nunca ha querido quedarse en Pamplona, en Osasuna. Sus miras personales han estado desde el primer momento en Madrid, antes incluso de recalar entre nosotros. Ha vivido a caballo entre Madrid y Pamplona. Su seguimiento personal de la cantera Navarra ha sido escaso o nulo. Ha dado un trato discriminatorio a los medios de comunicación locales frente a las Grandes Cadenas. Hasta su principal mentor, El Sr. Izco, ha definido recientemente a Aguirre “ como un entrenador que al final de cada temporada no sabíamos si se iba o se quedaba” . Más claro agua.

No quiero terminar sin volver al asunto que me ha dado la oportunidad de echar un poco de barro sobre la idílica imagen que parece quedar del paso de Aguirre por Osasuna, esto es, quien debería tirar el cohete este año. En ese sentido decir que, respetando siempre el derecho no escrito de que sea un miembro del Grupo Municipal de Aralar quien lo tire, si se pretende que cambiar el criterio y se quiere que sea otra persona o institución en quien recaiga tan importante honor, bien se podrían recurrir a algún representante de la Peña “ LA UNICA ”, en representación de todas ellas, por ser la más antigua, con más de ciento tres años de historia.

A la espera de que este artículo les pueda servir a sus lectores como argumento para hablar de sanfermines y así hacernos la espera más corta, no me queda sino decir aquello de “Iruindarrak: Gora Fermin Deuna, Pamplonesas, Pamploneses: Viva San Fermín”.